admin septiembre 23, 2021

La música siempre ha aportado beneficios en la salud mental, los filósofos desde el tiempo de Platón y Confucio cantaban alabanzas musicales y eran utilizadas para calmar las tensiones.

En cuanto a las bandas militares, estos utilizaban la música para desarrollar coraje y confianza, los eventos deportivos proporcionan música para incentivar el entusiasmo. Por ejemplo, los niños en la escuela mediante la música aprenden el abecedario.

En los centros comerciales la música es utilizada para atraer a los clientes y estos se mantengan en las tiendas, al visitar al dentista estos ponen música para calmar a los pacientes nerviosos.

En el caso de los bebes, les gustas las canciones de cuna, ya que los calma y muchas veces son utilizadas para que se duerman.

Estudios realizados en adultos y adolescentes que escucharon 4 tipos de música diferente como la grunge representaba diferentes estados de ánimo, tristeza, tensión, fatiga, hostilidad.

La música pop, rock, la clásica y vieja les da a los que la escuchan optimismo, felicidad, amigables y tranquilos.

Música, atención y aprendizaje

Todos los que han aprendido el abecedario, saben que es fácil memorizarlo si este va con música, la investigación científica respalda la experiencia de cuando la música, el ritmo y el tono se usa mejora la memoria y el aprendizaje.

La música en niños con problemas de aprendizaje es ideal, ya que se utiliza como recompensa a un comportamiento deseado.

Se puede usar para mejorar la atención en tareas aburridas como memorizar, usar bailes, ritmos, canciones mejoran el interés de lo que se debe memorizar.

La música instrumental mejora la atención y el razonamiento, la música de fondo en los estudiantes no es distractor, las pistas musicales son de utilidad para organizar actividades.

La música y la ansiedad

Para muchas personas la música familiar es tranquilizante y confortable, reduce la ansiedad en entornos dentales, preoperatorios, para ayudar a los pacientes a enfrentar sus preocupaciones sobre los procedimientos.

La música reduce la ansiedad en adultos mayores, en los niños y las mamas primerizas, la música tiene la capacidad de disminuir las preocupaciones. Las personas tararean o silban para recordar un tema para disminuir el miedo.

La música y los estados de ánimo

Estudios realizados han concluido en que la terapia musical no solo es utilizada en pacientes deprimidos, sino que mejora el estado de ánimo, la música ha sido útil para ayudar a pacientes con cáncer, quemaduras, esclerosis múltiples, entre otros.

La música y el sueño

Existen personas que escuchan música para conciliar el sueño, esto ha sido motivo de estudios para muchos expertos, solo se debe tratar de no escuchar música enérgica o vigorizante antes de dormir, pero si es para despertarse en la mañana la música acelerada y no de cuna es ideal.

La música y el estrés

Hay muchos tipos de música que ayudan a calmar el estrés, la música tranquilizante ayuda a reducir la irritabilidad y calmar los pacientes en asilos de ancianos con demencia.

La música reduce los niveles de estrés, los padres de un adolescente, sabe que algunos tipos de música con volumen alto, puede provocar el estrés.  Elegir la música de forma cuidadosa puede aliviar el estrés.

Los cerrajeros al momento de realizar trabajos, les gusta escuchar música para realizar un trabajo eficiente y rápido.

error: Content is protected !!